ÚLTIMOS TEMAS
EN LINEA
CRÉDITOS
NOTICIAS
Últimos temas
» Cierre de temas
Lun Oct 10, 2016 8:41 pm por Lolo

» La primera impresion es la mas importante... (Slaven)
Mar Sep 13, 2016 4:47 pm por Slaven Krulčić

» PearlHook University [Normal]
Jue Jun 25, 2015 10:26 pm por Invitado

» The Sound Of Wind - Normal
Lun Jun 08, 2015 3:59 pm por Invitado

» Expedientex {Elite REABIERTO!
Mar Mayo 26, 2015 9:17 am por Invitado

» ¿Se ha muerto?
Lun Mayo 25, 2015 3:38 pm por Františka Von Metzger

» Jugando con la primavera [Darko M. Corluka]
Dom Mayo 10, 2015 4:27 am por Darko M. Corluka

» Colegio Santa Clara Rol - Élite
Jue Abr 30, 2015 7:49 pm por Invitado

» Precious Graphics [afiliacion normal]
Dom Abr 12, 2015 10:16 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Feb 27, 2015 10:12 pm.
Las imágenes, las tablas y el Skin fueron hechos exclusivamente para Dubrovnik. Todo el contenido escrito fue realizado por la Administración de este foro. Agradecemos a Glintz por su ayuda y sus tutoriales, a Tympanus por la base de códigos para realizar las pestañas en el header.

¡¡Gracias Invitado por unirte al foro!!
Ɵ ¡Apertura del foro! 25/02
Ɵ ¡Primera limpieza próximamente!
Ɵ Noticia 00/00
Hermanos
(5/6)
Afiliados Elite (Cerrados)
(48/48)
The New York City KNOCKTURN ALLEY 1zp6r0z.jpg Image and video hosting by TinyPic Expectro Patronum Second star to the right
Directorio
(4/6)

Un poco de glamour. — Elizabeth I. Lavrov

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Un poco de glamour. — Elizabeth I. Lavrov

Mensaje por Alenka V. Karenina el Jue Feb 26, 2015 10:50 pm

Se subió en el convertible, coche prestado por su conquista de dos noches atrás. Sonrío ante aquella proeza, era tan fácil engañar a los políticos, y más aún sí estos eran hombres, un vestido infartante junto con un escote, dejaba a más de un sin aliento y sin uso de razón. No era de menos esperar que aquellas tácticas le habían funcionado hace tanto tiempo, que ya había perdido la cuenta de todos sus triunfos. — No es hora de pensar en eso, hoy tengo otro plan en mente. — Enarcó las cejas, al tiempo que encendía el motor del coche. La suave brisa que circulaba por la carretera movía sus cabellos a la par, eso era un buen indicio de que el clima acompañaría con gran excelencia lo que tenía preparado.  Estaba dispuesta a escalar en otro tipo de personas para tener una óptica un tanto más ¿cercana? Del gobierno.

Por esto días atrás, más bien un par de semanas, se puso a la tarea de investigar un tanto a la ministra, para ver un poco sus movimientos y así poder cruzarse con ella. Y allí empezar con su plan. Se mordió el labio de manera insistente, estaba emocionada por aquello, no podía negarlo, ya coquetear de manera reiterada con millonarios, y políticos le había quitado un tanto la emoción, pues ya sabía el final de la historia, en cambio esto, era para Alenka, un terreno totalmente diferente a lo que acostumbraba.

Luego de la hora y media, aproximadamente, de viaje, finalmente llegó hacia la ciudad llamada Ploce, allí por lo que había estado investigando se encontraría Elizabeth, en un evento de Pasarela. Por única vez le motivaba vestirse con prendas de alta costura, solo para fingir ser una simple mujer que va a deleitarse con la nueva temporada. Se acomodó el cabello, al bajarse del coche, y mirarse por última vez en su espejo pequeño de mano, necesitaba comprobar que el disfraz era el correcto. Finalmente entró al imponente lugar, buscando con la mirada el asiento que había pedido junto a la ministra. ¿Cómo había pagado esto? Gracias a sus caprichitos con uno de sus “ligues” multimillonarios. Se sentó en el asiento, viendo de reojo a la mujer de cabellos castaños, esperó a que esta la mirara para dedicarle una de sus mejores sonrisas. — Esta temporada tiene todo lo que me gusta. ¡Estoy emocionada! — Sonrío nuevamente haciendo un sonido mucho más agudo en la última palabra, quería sonar como una normal multimillonaria , colocando su bolso a un lado, debía admitir que estaba  emocionada por la actuación que tendría.
Alenka V. Karenina
avatar
Mensajes :
31

Puntos :
93

Fecha de inscripción :
25/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un poco de glamour. — Elizabeth I. Lavrov

Mensaje por Elizabeth I. Lavrov el Vie Feb 27, 2015 11:43 am

Lo próximo de la lista semanal era asistir a un desfile de modas, dirigido por uno de los más prestigiosos diseñadores que más de en más de una oportunidad había elegido mi vestimenta. Deje escapar una sonrisa triunfal mientras presionaba el pequeño botón sobre mi escritorio, indicando a la prole que me asistía que se dirigieran hacia mi oficina. Allí debían de ingresar mis "manos derechas", los susodichos tenía expedientes limpios y hasta el momento jamás me habían defraudado.  — ¿Está listo el avión, Ian? — Interrogué mientras me paraba en seco y apagaba el ordenador solo por si acaso, muchas veces el mal genio invadía la zona y las personas no se podían resistir a la curiosidad. — Me marcho en dos horas... no canceles la junta con el embajador de Inglaterra. El domingo a la mañana estaré devuelta.Sin presentes, Ana, no quiero que ese infeliz se sienta demasiado bienvenido. — Musité con muchas más seriedad de lo que meritaban mis palabras y le dí un pequeño guiño al oficial que se encontraba haciendo guardia en la puerta de mi despacho. Otorgue dos pequeños golpecitos en el pecho del joven y embocé una sonrisa . — Será hasta el lunes. — Finalice mientras acomodaba mis lentes de sol sobre la punta de mi nariz y comenzaba a caminar de forma recta por el largo pasillo, sin voltear en ningún momento hacia mis lados.
Tomé una ducha rápida al estar en mi hogar y preparé a los niños para llevarlos a la mansión de mis padres. No podría ir a ningún lado sin estar completamente segura de que el pequeño Ridge y la preciosa Brooklyn estén conformes. Pesé a que muchas veces estaban a cargo de una adorable niñera, no podía darme poner las manos al fuego por un fin de semana entero. Deposité dos pequeños besos sobre sus delicadas frentes y abracé a mis padres en gesto de agradecimiento. — Los veré en dos días... — Dije con cortesía mientras entregaba las pertenencias de mis niños y me alejaba nuevamente en dirección hacia el automóvil. — ¡Llamo esta noche! ¡Los quiero! — Grité por última vez con la ventana baja e hice un pequeño ademan con mi mano, indicándole al chofer que era hora de marcharse.

Entre buscapinas, un Martini seco y algo de música para relajarme fue que casi ni sentí el pequeño lapso de tiempo en el avión. Para lo que menos quería acordar ya me estaba instalando en el hotel y eligiendo el vestuario que podría utilizar para la gala. Afortunadamente mi piel se encontraba lo suficientemente bronceada como para que el vestido rojo ajustado resaltara en la multitud. Un poco de maquillaje por aquí y por allá... todo estaba de acorde y en la misma sinfonía. Deje caer un poco de mi perfume favorito sobre mi cuello y me asentí a mi misma frente al espejo. — ¡Perfecta! — Deje escapar entre dientes con una sonrisa triunfante y tomé las llaves de la habitación a mi paso. Verifique el horario en mi reloj de muñeca y me regocije  al ver que llegaría con puntualidad.

No podía explicar lo mucho que me gustaban las presentaciones de moda. Desde adolescente había tenido un que otro capricho con ser diseñadora, sin embargo, mi padre estropeo mi sueño como si se tratara de un simple grafito callejero.  Se negó rotundamente a pagar cualquier tipo de estudio que no fuese relacionado con la ciencia política... y probablemente hoy en día debería de agradecerle. No podría estar en una mejor posición.
Un gran cumulo de periodistas se acercaron hasta mí para efectuar su tipico torbellino de preguntas "¿Qué se siente ser un primer ministro?", "¿Como es que adecua su agenda para asistir a estos lugares?", "¿Siempre ha sentido una inclinación por la moda?" y demás preguntas que simplemente me hacen dejar como la Mujer Maravilla frente a miles de espectadores. Conozco prácticamente todas las preguntas de memoria, no lo negaré, lo que me concede la ventaja de hacer un estudio preliminar.

Es luego de que me asignan mi asiento en primera fila y puedo disfrutar de una copa de vino que puedo relajarme con naturalidad y esperar expectante hasta que la presentación comience. Antes que las luces se apaguen aprovecho para enviar un mensaje a mi esposo : "Te extraño cariño, espero que todo este bien. Te llamaré luego del desfile". Posterior apago la tecnología móvil y la coloco en la pequeña cartera. Fue cuando estaba disfrutando de uno de los viñedos más finos del país cuando una voz femenina intercepta mi atención. Embozo una pequeña sonrisa hacia la rubia que parece estar casi tan emocionada por el desfile como yo. No vacilo demasiado hasta hacer una presentación formal. — Elizabeth... — Musito dulcemente mientras acerco mi mano para estrecharla con la ajena.— Bonito vestido ¿Es un Armani? — Interrogué con sutileza mientras apoyaba nuevamente la copa en la comisura de mis labios, dando un nuevo sorbo.


Última edición por Elizabeth I. Lavrov el Jue Mar 19, 2015 9:18 pm, editado 1 vez


►Self made or never made.
Elizabeth I. Lavrov
avatar
Mensajes :
70

Puntos :
58

Fecha de inscripción :
23/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un poco de glamour. — Elizabeth I. Lavrov

Mensaje por Alenka V. Karenina el Vie Mar 06, 2015 3:35 pm


Las luces pasaron de un brillante color blanco a un poco más tenue, indicando claramente que en minutos comenzaría a empezar el gran desfile, el murmullo alrededor se hacía cada vez más a menos pero aún no cesaba, eso indicaba que debía aprovechar estos pocos minutos para interactuar un tanto con la ministra. En cuanto sus miradas se encontraron, Alenka respondió a la sonrisa, devolviéndole una también que debía parecer sincera y dulce, en cuanto le extendió la mano, esta se la tendió sin perder la sonrisa. — Es un gusto Elizabeth, mi nombre es Vanya, un gusto. — Se presentó la rubia, en teoría no estaba mintiendo puesto que aquél era su segundo nombre, pero no había registro de ese nombre en ningún tipo de documento o archivo, por lo que estaba a salvo de cualquier investigación sobre ella, aun así en pocos días habría ya documentos falsos que pudieran rectificar a la Srita. Ivanova, Empresaria Rusa, con la que mantendría el papel hasta averiguar lo necesario.  Su pregunta la sacó de sus pensamientos asintiendo levemente, enarcando las cejas con diversión. — ¡Exactamente el mismo! Veo que eres una gran fanática de la moda, digo porque también llevas puesto una digna pieza de Oscar de la Renta ¿verdad? Elegiste un color muy poco usual, realmente me gusta— Realmente aborrecía a las personas en las que se estaba rodeando en este instante pero nada podría hacer si quería seguir con su plan a la perfección, solo tendría que aguantar esto por unas semanas y ya, no más gente elitista por un largo período. — Por cierto, por tu acento pareces ser de aquí ¿no? — Comentó sonriéndole nuevamente, tratando de continuar con el acento que recordaba de su madre, solo esperaba sonar lo bastante convincente, el ruso era un acento muy marcado a diferencia de las personas Croatas. Estaba lista para dar su segundo paso en el tablero y formar una especie de amistad con ella, sonaba algo rápido para eso, pero necesitaba acelerar el paso, no podía perder el tiempo. — Perdón si la pregunta suena tonta. Es que soy nueva aquí, vengo de Rusia, solo por asuntos empresariales, pero me quedaré un tiempo y no me vendría mal una amiga por aquí. Pareces muy agradable. — En cuanto terminó la frase minutos luego las luces se volvieron aún más tenues, dejando iluminación con mayor fuerza en la pasarela. La música comenzó a sonar dando inicio al desfile de modas, Alenka giró la mirada hacia el centro de la pista para llevar las manos hacia la boca haciendo un gesto algo entusiasmada, todo era actuación, pero no podía negar que igual la estaba pasando mejor de lo que pensaba.
Alenka V. Karenina
avatar
Mensajes :
31

Puntos :
93

Fecha de inscripción :
25/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un poco de glamour. — Elizabeth I. Lavrov

Mensaje por Elizabeth I. Lavrov el Jue Mar 19, 2015 9:29 pm

¿Acaso había algo más exquisito que el hecho que reconocieran con exactitud cuál era tu diseñador? Asentí rápidamente con una pequeña sonrisa en la comisura de mis labios, pesé a que por lo general solo sonreí por cuestiones protocolares o para mí familia la muchacha se estaba ganando mi aprobación. — Es exactamente ese ¿Cómo lo supiste? — Interrogue mientras llevaba un mechón de mi cabello atrás de mi oreja un tanto sorprendida por las habilidades de la rubia. Si bien yo era una fanática de la ropa  de alta costura, jamás se me daba demasiado bien eso de descifrar de donde pertenecía cada atuendo. Algunas veces era más una cuestión más de calidad que de cantidad o renombre. Acomodé levemente mi vestido desde la parte de mi abdomen en cuanto vi a un fotógrafo acercarse y deposite toda mi atención hacia la muchacha que aún sin poder adivinar el porqué, no podía parar de hablar.
La verdad es que soy alemana, pero vivo en Dubrovnik desde que tengo uso de la razón. — Susurré con algo de melancolía en mi voz, uno no podía describir lo mucho que se extrañaban las tierras alemanas como si clavaran lentamente un puñal en tu estomago. El oro, los castillos, el lujo, la historia… todo encaja a la perfección con mi estilo. Sin embargo, me hallaba extrañamente atraída por Croacia, como si realmente tuviéramos una relación carnal. La ciudad nos pertenecía más a nuestra familia que a cualquier otro habitante, por lo que uno simplemente no puede negar que despierta un genuino cariño. — ¿De casualidad eres sueca? —  Interrogue con curiosidad, al poder percibir que una que otra silaba se arrastraba sobre la punta de su lengua, tal y como nuestros hermanos solían hacer cada vez que ingresaban a nuestro país.
Las luces comenzaron a descender lentamente y la voz del conductor se comenzó a reproducir por los grandes parlantes que habían ubicado para la ocasión, el desfile pronto empezaría. Aún sin poder ver con demasiado detalle su rostro la rubia susurro de manera dulce y correcta… lo que cautivo un poco mi corazón, si se quería decir de alguna manera. — Por supuesto, Vanya. Podríamos llevarte a recorrer mi ciudad —  Susurré con cortesía mientras depositaba una de mis manos sobre la tuya en forma de contención.


►Self made or never made.
Elizabeth I. Lavrov
avatar
Mensajes :
70

Puntos :
58

Fecha de inscripción :
23/01/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Un poco de glamour. — Elizabeth I. Lavrov

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.