ÚLTIMOS TEMAS
EN LINEA
CRÉDITOS
NOTICIAS
Últimos temas
» Cierre de temas
Lun Oct 10, 2016 8:41 pm por Lolo

» La primera impresion es la mas importante... (Slaven)
Mar Sep 13, 2016 4:47 pm por Slaven Krulčić

» PearlHook University [Normal]
Jue Jun 25, 2015 10:26 pm por Invitado

» The Sound Of Wind - Normal
Lun Jun 08, 2015 3:59 pm por Invitado

» Expedientex {Elite REABIERTO!
Mar Mayo 26, 2015 9:17 am por Invitado

» ¿Se ha muerto?
Lun Mayo 25, 2015 3:38 pm por Františka Von Metzger

» Jugando con la primavera [Darko M. Corluka]
Dom Mayo 10, 2015 4:27 am por Darko M. Corluka

» Colegio Santa Clara Rol - Élite
Jue Abr 30, 2015 7:49 pm por Invitado

» Precious Graphics [afiliacion normal]
Dom Abr 12, 2015 10:16 pm por Invitado

¿Quién está en línea?
En total hay 1 usuario en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 1 Invitado

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 24 el Vie Feb 27, 2015 10:12 pm.
Las imágenes, las tablas y el Skin fueron hechos exclusivamente para Dubrovnik. Todo el contenido escrito fue realizado por la Administración de este foro. Agradecemos a Glintz por su ayuda y sus tutoriales, a Tympanus por la base de códigos para realizar las pestañas en el header.

¡¡Gracias Invitado por unirte al foro!!
Ɵ ¡Apertura del foro! 25/02
Ɵ ¡Primera limpieza próximamente!
Ɵ Noticia 00/00
Hermanos
(5/6)
Afiliados Elite (Cerrados)
(48/48)
The New York City KNOCKTURN ALLEY 1zp6r0z.jpg Image and video hosting by TinyPic Expectro Patronum Second star to the right
Directorio
(4/6)

I'm coming home | Raz

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

I'm coming home | Raz

Mensaje por Orión G. Buzolic el Vie Feb 27, 2015 11:02 am




I'm Coming Home.
Raz + Orión || Entrada a la prisión || Diez de la mañana


Ocho meses, ocho angustiosos meses que parecieron una jodida eternidad…
Jamás olvidaría aquel momento en el que nos apresaron y esas sonrisas en nuestros rostros porque sabíamos que solo así lograríamos que el resto saliese ileso de estos problemas en los que ni siquiera teníamos que ver. Puede ser que para muchos fuese cobarde dejarse atrapar para escapar de la libertad ,irónico, pero era necesario que pagásemos y no iba a dejar que todos mis hermanos se viesen envueltos en esto.

Vukovíc , Golt y yo despistaríamos a todos y así salvaríamos al resto. Lo que solamente parecía un pequeño período alejados se convirtió en la peor experiencia de  mi vida. Justo antes de entrar en prisión hicimos un par de llamadas para asegurarnos un poco de protección de algunos reclusos antiguos , todo sería sencillo. Y todo lo fue durante un tiempo. Ver como mataban a Golt frente a mí me hizo sentirme el peor presidente del mundo ¿Qué clase de hombre sería si no podía proteger a los míos? Observar su sonrisa justo antes de morir fue lo peor que recordaba en mucho tiempo. Vukovíc y yo salimos mejor parados, si se puede llamar así a recibir varias puñaladas.

Me había perdido los primeros meses de mi segundo hijo  y un sinfín de momentos de la infancia del mayor. Al menos contaban con su madre , abuela y un grupo de hombres que darían su vida por ellos ¿no? -¡Buzolic, es su hora!-oí por aquel largo pasillo al cabrón gordo que se encargaba de fastidiarnos cada noche.  Me coloqué la camiseta de aquel color naranja que no vestiría en mucho tiempo y esperé impaciente a que abriesen mi celda, exposándome luego.-Pensé que te veríamos salir de aquí con los pies por delante. -utilizó su clásico tono sarcástico y yo solo sonreí. -Lástima, tu  sueño no se cumplirá.

Por cada celda que pasaba oía insultos o felicitaciones, dejando claro que hice tantos amigos como enemigos  pero ,sin duda, lo peor fue pasar por delante de Vukovíc. -Un momento.-dije resistiéndome a los empujones de ambos guardias y me acerqué a los barrotes donde se encontraba mi amigo. -Te sacaremos, lo prometo.-él rió como hacía siempre pero a mí se me rompía el corazón de verlo ahí pagando por todos. Maldito robo que cometió y le sumó más cosas a su expediente.

-Espera aquí mientras procedemos con los papeles para ponerte en la calle. A ver cuanto duras.-me hicieron entrar en la sala donde nos hicieron el primer reconocimiento y nos desprendieron de nuestras cosas. Agarré mi bolsa y ,minutos más tarde, se encontraba el puto gordo de nuevo. Seguimos caminando hasta llevarme a la recepción , donde encontré aquella cabellera rubia que tanto conocía. Una sonrisa amplia se formó en mi rostro al verlo. -¡Raz!-exclamé yendo hacia él para darle un fuerte abrazo. -¡Hijo de puta, cuánto te he extrañado!-era uno de los pocos que vinieron a visitarme y una de las razones por las que estaba tranquilo ya que él era ideal para cubrir mi puesto. Eso sí, me sorprendía mucho que ni mi madre ni mi mujer estuviesen. Seguramente se encontrasen fuera, en el coche.



Orión G. Buzolic
avatar
Mensajes :
84

Puntos :
82

Fecha de inscripción :
23/01/2015

Localización :
En el Club

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm coming home | Raz

Mensaje por Răzvan M. Laczkó el Vie Feb 27, 2015 1:44 pm




I'm Coming Home.
Orión » Entrada a la prisión | Club » Diez de la mañana


Camino de un lado a otro. Impaciente. La oficina de recepción de la cárcel me inquietaba a sobre manera. Camino de izquierda a derecha, de un lado a otro, parece que tuviera pulgas en el trasero. Siento, además, las miradas de los guardias allí presentes. Malditos cerdos corruptos, vendiendo hasta su alma por la cantidad justa de dinero, los detestaba. Estate quieto, su amigo saldrá pronto pero lo encerraremos otra vez y esta vez tu iras con él. Me dijo un guardia. Lo ignore, debo hacerlo a pesar de las inmensas ganas de darle una golpiza allí mismo. Estas en su zona Raz, un error y puedes quedar dentro. Apreté con fuerza mis puños, impacientándome el doble. Hice caso omiso a su petición y continúe vagando por toda la oficina. ¿Por qué devoran tanto? ¿Acaso siempre fue así o es un tipo de tortura tanta espera? Malditos cabrones, no dejo de pensar eso.

La recepción era invadida de un silencio espantoso, peor que el típico silencio de un cementerio. Estaba por enloquecer allí dentro, ese silencio y el olor a encierro me superaba, deseaba irme a toda costa.

Un tintineo de llaves comenzó a sonar de fondo, seguido del típico sonido de las rejas de la prisión abriéndose. Detuve mi inquieto caminar, observando la puerta de salida por donde Orión aparecería. Y así fue. El rubio logro salir escoltado de un guardia. Nunca había sentido tanta felicidad de verlo allí, por fin bajo libertad. De todas formas no estaba del todo complacido, aun había un miembro dentro y quién sabe si le suceda algo. Fui hasta el encuentro con el jefe, con Orión. El abrazo fue precisamente una demostración de la impotencia de ambos, de sentir que esta pequeña victoria era un tanto amarga pues aun teníamos a un colega allí metido. — Paso tanto tiempo cabron. Hacías falta por Dubrovnik. — No quiero agregar más información, la zona no era la indicada, el enemigo estaba muy cerca y ansioso por lograr encerrarnos tanto a Orión como a mí. — ¿Ya podemos irnos? — La pregunte fue más hacia los guardias, quienes todavía estaban sobre nosotros, mirándonos de forma indiferente y con mucho odio en sus ojos, si, un odio al ver como el famoso Buzolic quedaba libre ante sus ojos.

El rubio hizo los tramites finales y luego, tras 8 meses encerrado, Orión logro salir en libertad, de nuevo a las calles de la cuidad. Le di su tiempo para sentirse de nuevo en casa, a nadie le gusta estar encerrado por  tanto tiempo, aquellos meses fueron una eterna tortura. — Venga hombre, no quiero lagrimas, espero que la cárcel no te haya hecho menos hombre. — Lo moleste. En mi rostro se formo una sonrisa de lado, un signo burlón y molesto. — Vamos al club, debes saber un par de cosas… — El gesto bromista se borro de mi rostro, ya era hora de hablar de negocios y de lo mal que iba el club. Orión no tenía idea, y lamentablemente no tuve oportunidad de mantenerlo al tanto.

Ambos montamos mi motocicleta, y partimos sin perder tiempo hacia nuestro club, nuestra casa. No fueron más de 10 o 15 minutos, la cuidad era muy pequeña, todo quedaba cerca. Llegamos al club, todo era silencioso y solitario, algo muy poco común pues el club estaba siempre con vida gracias a los inquietos miembros que teníamos… si, teníamos. — Confiscaron el taller, sacaron todo. — Solté sin más luego de bajar de la motocicleta. — Logre salvar tu motocicleta, esta debajo de la sábana blanca.



Răzvan M. Laczkó
avatar
Mensajes :
36

Puntos :
45

Fecha de inscripción :
18/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm coming home | Raz

Mensaje por Orión G. Buzolic el Sáb Feb 28, 2015 6:50 pm




I'm Coming Home.
Raz + Orión || Entrada a la prisión || Diez de la mañana


No había ni un solo día en el que no pensé en lo que estaba ocurriendo fuera de estas paredes porque no podía evitar preocuparme por mi Club y no estaba siendo un buen presidente al estar lejos. Daba gracias de que Raz estaba ahí y él siempre había sido un joven ejemplar en quien confiaba y por quien metería la mano en el fuego sin perderla ya que jamás nos fallaría. Si tuviese que elegir tres a los que consideraba más leales, el rubio se encontraría entre ellos. Contaba también con mi madre y su instinto para dominar a todo aquel que se acercase. Pero no era lo mismo, el Club necesitaba a su presidente para poder tomar decisiones complicadas en un tiempo difícil como era hace ocho meses.

Como esperé, allí se encontraba aquel rubio impaciente por salir de aquí ya que no era un lugar muy agradable para ninguno encontrarnos aquí donde todos nos querían muertos. Obviamente hoy no sería el día en el que nos matasen porque era libre y estaba con más ganas que nunca de liderar a mi familia. Al abrazarlo me sentí más cerca de casa, y esto solo era el comienzo porque no podía esperar a abrazar a mis pequeños. -Estaba tomándome unas vacaciones en este lujoso spa. -dije de manera irónica dándole un par de palmadas en la espalda antes de separarme de él y asentí rápidamente. Lo que más quería era salir de aquí como fuese necesario y no iba a pasar un segundo más de mi tiempo aquí. -Nos vemos, chicos.-guiñé un ojo a los guardias y entonces sentí como el sol me daba lleno. Es cierto que en los recreos tomaba el sol pero ahora sentaba diferente; la sensación de libertad era lo mejor.

Me quedé mirando al cielo con una sonrisa amplia y Raz se encargó de hacerme volver a la realidad. -Tanto tiempo si un buen par de tetas logra que te replantees los gustos de toda tu vida, pero sigo siendo el mismo de siempre.-reí. Extrañaba esas bromas ya que dentro estábamos alerta constantemente , sobretodo después de aquella paliza en la que perdimos a uno de los nuestros. Algo me alertó y no sé si fueron sus ojos o esa sonrisa que desapareció , pero me temía que algo no iba del todo bien como esperaba y deseaba encontrarme.

El camino en moto era algo único que había extrañado muchísimo también. El viento golpeando mi rostro era la mejor sensación que un amante de la velocidad como yo podía experimentar. Tenía que admitir que no esperaba ninguna fiesta de bienvenida, pero si a todos los chicos esperando mi llegada con sus caras de felices de haber conseguido una pequeña victoria. No, en su lugar solo encontré silencio y soledad en aquel taller donde tantos momentos pasaba. -¿Qué? ¿Que hicieron qué? ¿Cuándo? ¿Por qué?-pregunté nervioso , tirando el casco a un lado y corriendo para abrir la puerta del taller, encontrándome con que todo estaba vacío. Llevé las manos a mi cabeza, echándome el cabello hacia atrás y mostrando una completa desesperación. -Pero…¿cómo coño ha podido pasar esto?-era el peor presidente del mundo y jamás iba a ser capaz de perdonarme esto. -¿Y los chicos?-pregunté mirando al rubio a los ojos.




Orión G. Buzolic
avatar
Mensajes :
84

Puntos :
82

Fecha de inscripción :
23/01/2015

Localización :
En el Club

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm coming home | Raz

Mensaje por Răzvan M. Laczkó el Dom Mar 01, 2015 3:50 pm




I'm Coming Home.
Orión » Entrada a la prisión | Club » Diez de la mañana


No espero otra cosa de ti, Orión. — Logre acotar justo antes del rugido del motor de la motocicleta. Amo ese sonido, impone cierta rudeza y hombría.

Al fin, tras ocho tediosos y ruines meses, finalmente Orión queda libre. Ambos sabemos que la cárcel o la muerte seria nuestro terrible final, pero nadie está realmente preparado para afrontar su destino. Ese oscuro día cuando Orión fue encarcelado fue el fin de todo, de una hermandad, de una eterna unión. La cosa empeoro cuando dos compañeros más cayeron en la misma trama. Vukovíc y Golt quedaron pegados como moscas, quedando privados de su libertad. Todo empeoro, la situación era insostenible y por primera vez tras largos años sentí miedo e impotencia. Mis hermanos se fueron, el club quedo vacio luego de un arduo y exagerado allanamiento. Mientras repaso aquel suceso en mi mente aumento la velocidad de la motocicleta. Sentía ira, siento que fuimos tomados por idiotas y que no tuvimos más opciones que ceder. Odio ceder, odio perder. Y más que todo odio saber que ellos se salieron con la suya.  

Llegamos al club, el cual no tenía la misma fachada de siempre. Como dije antes, parecía un sitio abandonado. Sin objetos, sin personas y lleno de polvo. Había cosas tiradas por doquier, mesas y sillas rotas, algún rastro del allanamiento donde la policía destrozo todo sin piedad bajo la excusa de buscar pruebas. No agregue nada, simplemente mire a Orión. Su libertad al final de todo tenía un sabor amargo, las cosas no son como hace ocho meses atrás. — Allanaron todo. Se llevaron todo. — Solté de golpe notando como la habitación producía un ego con mi voz, haciendo que sonara mucho más dramático todo. Mi espalda queda recostada contra la pared mientras mi mirada vagaba por toda la sala, tenía un aspecto tan ruin, tan deteriorado que daba pena. — Sucedió justo luego de atrapar a Vukovíc y Golt. Luego de eso todos se fueron. — Esta era sin duda la parte más complicada, contar la verdad y la realidad. Ver a Orión así daba miedo, hasta me inquietaba bastante. Baje la mirada, bastante apenado con todo.  No hice nada para sostener el club, ni para retener a los muchachos. ¿Puedo haber hecho mejor las cosas? Claro que sí, pero aun así no lo hice. Entre en pánico luego de todo lo ocurrido. Actué como un puto cobarde y eso no lo puedo perdonar.

Todos se fueron lejos de aquí. Algunos están en el extranjero, otros simplemente lejos de Dubrovnik. Todavía mantengo contacto con algunos, sobre todo con Loukas-. Me dijo que estaría aquí para cuando regreses, que era mejor mantenerse oculto por un tiempo. — Peine mis cabellos hacia atrás, suspirando con pesadez. —Y eso no es todo. Perdimos contactos importantes, nadie quiso sostener los tratos luego de tu encierro. Aun puedo recuperarlos, contigo aquí la cosa cambia bastante, todo irá mejorando poco a poco.




Răzvan M. Laczkó
avatar
Mensajes :
36

Puntos :
45

Fecha de inscripción :
18/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm coming home | Raz

Mensaje por Orión G. Buzolic el Miér Mar 04, 2015 9:50 pm




I'm Coming Home.
Raz + Orión || Entrada a la prisión || Diez de la mañana



Para un amante de la velocidad como yo no había nada mejor que conducir a toda velocidad una buena moto. Sentir el viento impactando contra mi cuerpo , el ruido del motor y el difuminado paisaje que pasaba de largo a una velocidad increíble eran varios de esos elementos que hacían de un simple trayecto hasta casa una auténtica delicia. Por el camino intentaba mirar a ambos lados para ver si podía retener algo y con la velocidad de mi compañero era complicado ver si todo seguía como estaba. Ochos meses eran muchos días lejos de una ciudad en constante cambio por sus estúpidos caprichos políticos; solo esperaba que los pequeños comercios,los de toda la vida, siguiesen luchando con fuerza contra la venta.

Tanto pensar en cómo había cambiado la ciudad y no me paré a pensar que lo que daba más miedo que cambiase era el club…y así fue. Jamás había visto todo tan desordenado y vacío, era como si esto estuviese abandonado. Mordí mi labio inferior con fuerza al no ser capaz de creerme el aspecto de todo. -Hijos de puta…¡Voy a matarlos!-grité dándole una patada a una de las pocas cajas de herramientas que dejaron. Muchas veces me pregunté a mí mismo qué hicimos para que nos tuviesen tanto odio, solo éramos un club de personas que sí, hacíamos alguna cosa de dudosa legalidad, pero todo era por el bien del pueblo y para mantenerlos a salvo. -Voy a arrancarles las pelotas y luego mataré a sus jodidas familias.-maldije caminando de un lado a otro.

¿Cómo iba a salir de esto ahora? Solo éramos dos y estaba perdiendo a mi mujer e hijos. No podía irme peor. Comprendía lo mal que debía sentirse Raz y lo que menos podía hacer era culparle por haberse tenido que enfrentar a todo esto solo. -¿Loukas sigue?-pregunté acercándome a él. Es cierto que estaba enfadadísimo, pero él no tenía la culpa. -Quiero que le llames y le diga que intente buscar al resto para intentar reunirnos el mayor número posible. -le agarré por la nuca y pegué mi frente a la suya, gesto que aprendí de mi padre cuando intentaba mostrar su apoyo o cariños a los demás. -Hiciste lo que pudiste ¿vale?-le di un golpe flojo antes de separarme. -Mañana comenzaremos a arreglar todo esto para abrir la semana que viene. No hay tiempo que perder. -flexioné mis rodillas para agarrar aquella caja y ponerla bien. Volví a levantarme para mirar de nuevo a mi amigo. -La cabaña. ¿La descubrieron? - a las afueras de la ciudad se encontraba una cabaña propiedad de uno de los primeros miembros donde guardábamos siempre algunas reservas de armas y dinero.




Orión G. Buzolic
avatar
Mensajes :
84

Puntos :
82

Fecha de inscripción :
23/01/2015

Localización :
En el Club

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm coming home | Raz

Mensaje por Răzvan M. Laczkó el Dom Mar 08, 2015 9:56 am




I'm Coming Home.
Orión » Entrada a la prisión | Club » Diez de la mañana


Su enfado es comprensible. Orión no esperaba tan pésimas noticias luego de salir de nuevo en libertad. ¿Qué clase de sub líder soy? Ni siquiera fui capaz de recuperar un mínimo de miembros o algunos contactos. Las cosas estaban muy complicadas, todo el panorama se veía oscuro. Era más que evidente que todo esto fue un plan previo pero ¿De quién? ¿Quién sería capaz de meterse con un club tan influyente? The Crazy Bastards podía estar desolado ahora pero en unas semanas seria el club que todos temen y respetan por las calles de la cuidad. Quien hizo todo este complot no tiene idea del problema que tendrá. –Ahora no es momento de pensar en eso, Orión. Hay cosas más importantes, los hijos de puta caerán con el tiempo… de eso no tengas dudas pero ahora hay que enfocarnos en saber quien fue el maldito cabron que nos hizo todo esto. – Había que ordenas las prioridades, ser más inteligentes y no dejar que el odio logre enceguecernos por completo.

Mis brazos seguían estando cruzados frente a mi pecho, con cierta desconfianza. Conozco a Orión desde siempre y muy pocas cosas logran cabrearlo tanto. –¡Claro que sigue! Solo debo llamarlo, dijo que estaría de viaje por un tiempo. – Loukas no sería capaz de abandonarnos, mucho menos dejar que la policía corrupta gane este juego. Loukas por poco comete una locura el mismo día que encerraron a Buzolic junto con otros dos miembros más. Asiento repetidas veces con la cabeza, aceptando la primer orden oficial como Orión de regreso al club que tanto aprecia. Luego, el rubio sujeto mi nuca con fuerza obligándome a mirarlo. Con Orión teníamos esa puta de confianza, de saber todo del otro apenas cruzar las miradas y eso estaba pasando ahora mismo. Deje palmadas en su hombro volviendo a asentir intentando no sentirme completamente culpable por todo esto.   Luego de todo el momento tan tenso… ambos necesitábamos una buena cerveza fría, sobre todo el líder, quien no prueba ni una gota de alcohol desde hace ocho meses.

En pleno silencio nuestras voces parecían multiplicarse, sonando mucho más fuerte. Mi risa se hizo un poco evidente luego de su pregunta. Al menos esa noticia si era buena, la policía no logro encontrar nuestra reserva oculta, aquella que sustentaba las mejores mercaderías y objetos de valor. Sin duda, nuestro boleto hacia cadena perpetua estaba allí en esa vieja cabaña. Niego con la cabeza antes de hablar. –No, no tienen ni idea sobre la cabaña. No fui a visitarla por miedo a ser vigilado, todavía no creo prudente ir a revisar nada. Estamos en la jodida mira Orión, un error y todo volverá a caer. – No soy negativo pero si regresamos a tener otro ataque así dudo mucho que el Club pueda recuperar. –Venga, vamos por una cerveza al bar. Hay que pasar el mal momento. – Todavía quedan muchos puntos por revisar: Los miembros, los contactos, las herramientas, etc. Esta semana seria crucial para poder reconstruir todo prácticamente desde las cenizas.

Dejamos el taller atrás para ir a la parte más sagrada de todo el lugar. Nuestro tan amado recinto. Esa parte del club también fue atacada pero no tanto, cada miembro se ocupo de no dejar evidencia de nada ilegal. Rápidamente fui en busca de dos botellas de cerveza, llevo días esperando la salida de Orión y sin cervezas esto no sería una grata bienvenida. Miro al rubio antes de lanzar la botella en su dirección sin temor a nada, Buzolic no deja caer ni una gota de alcohol al suelo. – No quiero entrometerme pero deberías ir a ver a tus hijos apenas puedas.



Răzvan M. Laczkó
avatar
Mensajes :
36

Puntos :
45

Fecha de inscripción :
18/02/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm coming home | Raz

Mensaje por Orión G. Buzolic el Mar Mar 24, 2015 6:57 pm




I'm Coming Home.
Raz + Orión || Entrada a la prisión || Diez de la mañana




Todo el que me conocía sabía que mis ataques de ira y rabia eran difícilmente controlables y justamente ahora me encontraba en uno de ellos. Desearía tener a cualquiera de los culpables de mi desgracia delante de mí para poder partirles la cara  y hacer que se ahogasen con su propia sangre. Cualquier muerte era insignificante para esos que se encargaron de destrozar a mi familia de esta forma. Ahora que había salido de la cárcel comenzaba a entender que esto era una guerra y que mis intentos por traer paz a nuestra ciudad era algo imposible de conseguir porque nadie quería paz. Todos dirían que buscaban la tranquilidad, pero en el fondo se sentían bien viendo como eran más que otros o se lo creían.

A partir de ahora mis objetivos eran restaurar el club y luego iría a por todos ellos que se metieron con nosotros. Intenté mantenerme al margen de los problemas y sentirme bien conmigo mismo, pero ya estaba bien de ser los tontos. Ahora era el momento en el que nos tomaríamos la justicia por nuestra mano y no seríamos pisados nunca más. -Claro que averiguaré quien nos jodió de esta forma y haré de su vida un maldito infierno. Tanto que deseará morir.-prometí y todos sabían que cumplía todas y cada una de mis promesas.

Era una gran noticia oir que aún tenía algún compañero a mi lado para esta nueva lucha y más alegría si era uno de los más fieles hermanos que tenía. -Pues a ver si puedes hablar con él y pedirle que consiga el mayor números de hermanos. Que intente conseguir de algunos de los clubs aliados. Todo el mundo nos vendrá bien.-habíamos realizado misiones con varios clubs aliados y podíamos intentar reclutar a algunos de ellos de forma temporal hasta lograr salir de este oscuro agujero. Una vez conseguido se fortalecerían nuestras relaciones y tendríamos que devolverles el favor de otra manera. No importaba nada porque nuestra prioridad era conseguir salir adelante. La noticia de que la cabaña estaba intacta me devolvió un poco más la esperanza porque así contábamos con más suministros y dinero que desconocían pero que estaba ahí. Poco a poco remontaríamos si todos nos esforzábamos y algo me decía que lo haríamos. -Eso es una noticia excelente, Raz.-sonreí. Comencé a seguirlo hacia nuestro lugar favorito que ahora estaba vacío a pesar de estar siempre repleto de gente. -Esperemos unos días antes de ir a ver qué podemos usar. Lo ideal sería llegar en algún coche porque seguro que tendrán vigiladas todas las motos e incluso no me extrañaría que tuviesen un radar.-me esperaba cualquier cosa de esos cabrones.

Una botella de cerveza se acercó volando y la cogí al vuelo. -¿Qué ha pasado con mis hijos? Madison no ha venido a visitarme ni una vez y mi madre nunca me respondía con sinceridad.-dije con el tono preocupado mientras daba un largo sorbo al botellín.




Orión G. Buzolic
avatar
Mensajes :
84

Puntos :
82

Fecha de inscripción :
23/01/2015

Localización :
En el Club

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: I'm coming home | Raz

Mensaje por Contenido patrocinado

Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.